Tribalistas

19.12.2014 12:00

 

Desde hace muchos años al llegar diciembre comienza a sonar en mi cabeza la canción “Mary Cristo” de Tribalistas (2002), y junto a las voces y melodías de Arnaldo Antunes, Marisa Montes y Carlinhos Brown me vienen imágenes de mis hijos pequeñitos, cuando vivíamos en Portugal.

 

A este disco le tengo un afecto muy especial. Cada una de las canciones de Tribalistas es una pequeña joya, y las suma de todas ellas crean un universo acogedor, enternecedor, inteligente, afectuoso, ingenuo, bondadoso, interesante, sabio. Ese tipo de cosas que siento cuando pienso en mis hijos.

 

Tribalistas no es un disco repetible, pero afortunadamente tampoco es agotable. Es definitivamente un “clásico” en mi intimidad musical.