Con el corazón en Japón

20.09.2013 12:20

Por los años 80 cuando pensaba en rock japonés lo primero que se me venía a la cabeza era Ryuichi Sakamoto con su asombrosa Yellow Magic Orchestra, y el prolífico Kitaro  abriendo camino a lo que hoy dia se conoce como música “new age”. Muchas cosas estaban pasando en  Japón pero a occidente nos llegaba muy poco.

 

En aquellos años Japón era una potencia económica emergente, que estaba convirtiéndose en líder mundial en la industria del automóvil y la electrónica, y haciéndose un lugar importante en muchos otros sectores  (nada más piensen en todos los bateristas que comenzaron a usar Yamaha, Tama, Pearl ó una Roland electrónica durante los 80). Ya para los 90, la economía japonesa entraba en un proceso de estancamiento, pero la potencia de su cultura impregnaba a la gente joven en occidente, a través de videojuegos, el manga y el anime.

 

La prueba de lo anterior la tengo en casa: mis tres hijos y muchos de sus amigos son fanáticos de la cultura Japonesa, tanto la antigua como la moderna. Desde hace varios años asisten al “Japan Weekend”, el “Expo-Manga” y a la celebración de “Bon Odori” en Madrid. Es casi imposible saber con exactitud el número DVD de anime (series completas), películas de Estudios Ghibli o de colecciones de mangas que tenemos en casa, además de lo que han visto en Youtube o leído en FNAC. Mi hija Teresa de forma autodidacta, ha alcanzado un nivel de japonés bastante aceptable (según entiendo), mi hijo Simón es un entendido en la historia y las artes japonesas y mi hijo Tomás, está preparándose para viajar a Japón al acabar el bachillerato.

 

Fue a través de Tomás que he comenzado a tener contacto con el rock que se está haciendo hoy día en Japón (J-Rock).  Además de lanzar y administrar la pagina web española del grupo visual kei “NoGod”, hace “covers” con su bajo de sus canciones favoritas de J-Rock.

 

La semana pasada acompañe a Tomás al Yamsession Madrid, un evento organizado por Yamaha, donde tuvimos la oportunidad de ver una breve presentación de Akihiro Tanaka, un guitarrista japonés muy joven, que impacta al instante por su carisma y su asombrosa técnica de “fingerpicking”.  Ayer fuimos Tomás, Simón y yo a ver a Akihiro en concierto, y los tres salimos literalmente “flotando” con sus canciones llenas de colorido, expresividad y una energía serena.  Según Simón: “se nota que es un guitarrista japonés”.

 

La frase de Simón me quedó flotando en la cabeza, y hoy, cuando a la hora del almuerzo en familia, Cecilia nos puso a todos “Merry Christmas Mr. Lawrence” de Ryuichi Sakamoto, se me ocurría que toda la contención social y la formalidad de los japoneses desaparecen cuando son capaces de expresarse a través de un instrumento musical.

*    *    *    *    *

Hoy vengo cargado de regalos. Les dejo:

  • Un par de videos de la presentación de Akihiro que tomé yo mismo ayer
  • El video de Ryuichi Sakamoto que nos puso Cecilia en el almuerzo
  • Las  fotos del CD de Akihiro autografiado para Simón y Tomás (nótese la foto del Arco de la Rua Augusta en Lisboa…Akihiro es otro fan de Lisboa como todos en esta casa!)
  • El enlace para la páginas de No-God Spain creada y administrada por Tomás
  •  Y finalmente un blog muy interesante sobre la historia del rock japonés. 

 

 

Deja tus comentarios aquí

zgfpdhrbw@gmail.com | 18.12.2014

Those things Folks Ought To Know Regarding The handbags Internet business
http://www.mcefilm.com/app/pandora3.asp?cheap-pandora-dangles-bead-white-diamond-pendant-clearance-p-488.html

Nuevo comentario